LA ALBUFERA RECUPERA UNA SIQUIA Y UNA PARCELA COMO MEDIDA COMPENSATORIA POR LA INSTALACION FOTOVOLTAICA EN NA LLORETA

Local

El Parque Natural de s'Albufera recupera una siquia y una parcela de prado salobre

Las tareas han sido financiadas por una compañía eléctrica como medida compensatoria por la instalación de un parque fotovoltaico cerca del espacio natural

Personal técnico del Parque Natural de s’Albufera de Mallorca ha finalizado las tareas de recuperación de la denominada «Siquia d’en Manuel». Esta zona tenía la funcionalidad muy limitada por la acumulación de barro y vegetación y por lo tanto, restablecer el paso fluido del agua, beneficiará a la flora y la fauna asociada a este ecosistema, aseguraron los técnicos del parque.

La actuación ha consistido en el dragado de una extensión lineal de 650 metros, con un metro de profundidad y una anchura de casi seis metros. De esta manera, el agua vuelve a circular libremente y se espera que este verano se puedan desarrollar diferentes macrófitos sumergidos, como la coa de marte (Ceratophyllum demersum). Estos macrófitos son el alimento de muchos animales, y también sirven como refugio de peces e invertebrados, por lo que su presencia se considera un buen indicador de la salud del ecosistema sumergido.

El coste de la actuación ha sido de 15.000 euros (con el IVA excluido) y ha sido financiado por la compañía Enel Green Power SL. que cumple, así, con las medidas compensatorias impuestas por la Comisión Balear de Medio Ambiente, en la Declaración de impacto ambiental del parque fotovoltaico de na Lloreta, en el término municipal de Alcudia.

Por mor de la proximidad con el Parque Natural, en la autorización ambiental concedida se determinó que, como medida compensatoria por los posibles impactos que esta proximidad pudiera tener, se debería financiar la recuperación de la siquia y la plantación de nueva vegetación autóctona en espacios degradados.

Así, a petición de la dirección del Parc, se ha retirado vegetación excesiva de una parcela de prado salobre ubicada en Son Carbonell. Una vez retirada la vegetación, ha quedado una superficie considerable de limos y aguas superficiales, que serán aprovechadas por los agrones y diversas especies de aves limícolas para alimentarse como los camaverdes, chorros o avisadores, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.