2.400 personas de 90 asociaciones forman un gran mosaico en la plaza Mayor de Palma clamando por la protección medioambiental de las Islas

Baleares Medio Ambiente

2.400 personas de 90 asociaciones forman un gran mosaico en la plaza Mayor de Palma clamando por la protección medioambiental de las Islas

En una iniciativa impulsada por el GOB, formaron un mosaico con el lema «Hoy por mañana»,«Avui per Demà» y con el objetivo de dejar un territorio mejor para las futuras generaciones.

Unas 2.400 personas, según la Policía Nacional, han formado este sábado un mosaico humano en la plaza Mayor de Palma para exigir un cambio en las políticas en términos de medio ambiente, una iniciativa organizada por el GOB y apoyada por unas 90 asociaciones.

Ayer fue el acto central de la campaña «Avui per Dema», ‎‎«Hoy por mañana»‎‎ iniciada en el mes de marzo y que requiere de 7.500 firmas antes del 23 de junio, necesarias para avalar la propuesta de Ley de Iniciativa Popular y que puedas ser votada y tramitada en el Parlamento de las Islas Baleares.‎

También, necesitará el apoyo de los partidos políticos para que, una vez aprobada, se cree un marco normativo que obligue a que las políticas que se realicen tengan en cuenta el impacto ambiental.

El presidente de la entidad medioambiental, Amadeu Corbera, indicó que a partir de ahora las autoridades tendrán que prestar atención a la ciudadanía, «que sean conscientes de que la gente está cansada de la situación y de esta explotación del turismo», dijo.

Por paradójico que parezca, muchos turistas presentes en la Plaza Mayor, consumiendo en los restaurantes mientras observan y graban el acto con su móvil, posiblemente, ajenos a lo que se estaba reclamando.

En este sentido, Corbera aclaraba que «no hay nada en contra del turista que, como todo el mundo, descansa y disfruta»; Explica que «de alguna manera hay que informar del impacto que genera este sector y que sepan de la fragilidad de las islas Baleares en este sentido, que no puede asumir este volumen».

Por paradójico que pueda parecer, numerosos turistas estaban presentes en la plaza Mayor, consumiendo en restaurantes mientras observaban y grababan con sus móviles el acto; posiblemente, ajenos a lo que se estaba reclamando. En este sentido, Corbera ha matizado que «no hay absolutamente nada en contra del turista, que, como todos, busca descansar y disfrutar»; pero sí ha agregado que «de alguna manera hay que informar del impacto que genera este sector y que sepan de la fragilidad de Balears en este sentido, que no puede asumir este volumen».