Yllanes explica las ayudas para invertir en renovables, movilidad y eficiencia energética

Actualidad Baleares

El vicepresidente Juan Pedro Yllanes, se ha reunido de forma telemática este viernes con la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), las patronales de pequeña y mediana empresa de Baleares, PIMEM, PIME Menorca, PIMEEF y la Asociación de empresas de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de Menorca (ASEIME), para explicarles las ayudas destinadas a empresas para la implementación de renovables así como para la movilidad y la eficiencia energética.

Las ayudas estarán centradas en tres ejes de acción

Yllanes a anunciado que las ayudas disponibles para acompañar al sector empresarial en la transición energética están centradas en tres ejes de acción.

  1. la implementación de energías renovables (contando con 5,6 millones de euros de ayudas);
  2. el ahorro y la eficiencia energética (2,9 millones)
  3. la movilidad eléctrica (9,3 millones).
Las ayudas permitirá reducir entre un 20 y un 30 % la factura eléctrica.

El vicepresidente ha destacado que «Las ayudas que ya están en marcha en materia de transición energética son herramientas fundamentales para hacer frente a la emergencia climática que vivimos. Todas las empresas,  grandes y pequeñas, deben contribuir a reducir emisiones, por eso queremos ayudar a las empresas en estas inversiones que permitirá reducir la factura eléctrica entre un 20 y un 30 %».

Pep Malagrava <El objetivo es poder llegar al mayor número de empresas, que éstas reduzcan su consumo energético y que sea mayoritariamente renovable>.

El director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, que también asistió a la reunión, ha indicado que el tejido empresarial es clave para que los retos climáticos se logren lo antes posible como también lo es el el sector turístico, que es el principal motor económico y también deberá adaptarse, es por ello que hemos presentado este paquete de ayudas de cerca de 20 millones de euros. El objetivo es poder llegar al mayor número de empresas, que éstas reduzcan su consumo energético y que sea mayoritariamente renovable.

Por otra parte, Margalida Adrover, responsable del Departamento de Economía y Empresas de CAEB ha indicado que  esta comunicación entre la Consellería y los agentes económicos y sociales es esencial para que los fondos disponibles, que serán un máximo histórico en las islas, se aprovechen.

Así mismo, Jordi Mora, de PIMEM, ha indicado que las ayudas deben ser proporcionales al tamaño de la empresa, es decir, cuanto más pequeña más apoyo y siempre de manera proporcional».

Desde ASEIME, la Asociación de Empresas de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de Menorca (integrada en PYME Menorca), considera que «la llegada de fondos europeos destinados a empresas, para la implementación en energías renovables, movilidad y eficiencia energética suponen una gran oportunidad, no sólo para las empresas instaladoras, sino para todo el tejido empresarial y social.

Yllanes invita a las patronales empresariales a preparar proyectos para maximizar los fondos europeos en materia de transición energética (caib.es)


Carlos San Juan De Laorden, a sus 78 años, ha conseguido que la banca firme un protocolo con el Ministerio de Economía para comprometerse a dar atención presencial a las personas mayores. Además, el Gobierno ha anunciado que trabaja en un anteproyecto de ley de Creación de Defensa del Cliente Financiero.

Hace poco más de un mes que comenzó su recogida de firmas en Change.org (lleva casi 650.000) y de momento su activismo ha desembocado en el protocolo firmado por la banca y Economía y el anuncio de una ley.

El documento firmado por el ministerio de Economía y las asociaciones de la banca garantiza la acción en tres ejes: mejorar la atención presencial, en las oficinas para los mayores, atención telefónica directa y sin coste para este colectivo y adaptar los cajeros automáticos y páginas webs para hacerlos más accesibles.

Entonces la banca se compromete a ampliar los horarios de 9 a 14 para los servicios de caja, de 9 a 18 para la atención telefónica y a dar un trato preferente a los mayores en las sucursales, sobre todo en casos de gran afluencia de público.

La dificultades de atención a los mayores han saltado a los medios de comunicación por la iniciativa del jubilado Carlos San Juan,  solicitando  que los bancos atiendan   sin trabas tecnológicas y con más paciencia y humanidad, manteniendo oficinas abiertas donde pueda atenderte una persona.

La dificultad se agrava cuando la vía digital es la única que se ofrece para la contratación de productos o servicios, hecho que sucede cada vez con mayor frecuencia.

Según el informe «Banca electrónica y servicios financieros», elaborado por el Instituto Nacional de Estadística en 2020, sólo el 32,6% de las personas de entre 65 y 74 años y apenas el 9,1% de las mayores de 75 utilizó la banca electrónica en los últimos tres meses. Más de cinco millones de españoles y españolas no saben operar por internet y la única solución es delegar en un familiar o una persona de confianza, a cambio de perder independencia financiera. Este problema podría generalizarse a gestiones en muchas administraciones publicas y otros negocios privados.

Mediante un comunicado de prensa del grupo municipal Podemos Alcudia, ha informado que tras ponerse en contacto con las dos asociaciones de mayores de la ciudad, ha presentado una moción para el pleno del 3 de marzo donde se insta al gobierno local a comprometerse en esta lucha por ofrecer una atención personalizada a las y los consumidores vulnerables tanto por su condición de persona mayor, como aquellas con discapacidad.

Afirman que desde el ámbito municipal se puede hacer mucho en este campo, para que tanto las entidades publicas como las privadas tengan en cuenta las necesidades especiales de estos colectivos y les faciliten una atención cercana y rápida, evitando los tiempos de espera en la calle.

El grupo político municipal ha concluido que Alcúdia como capital turística debería ser pionera en el compromiso de los establecimientos comerciales y de hostelería con amigabilidad de las instalaciones, tales como puertas fáciles de abrir, asideros a la entrada, asientos para la espera, apoyos para las bolsas y paquetes, probadores cómodos y accesibles, carteles con letra clara y grande, información accesible, etc.